1 ene. 2000

recuerdo

Cada vez que te recuerdo cojo un lápiz,
pongo alguna tontería y la idea se me va.
Y he gastado los cuadernos, las paredes,
la memoria del portátil, y volvemos a empezar.

Y tú a veces tan caliente que me vuelves a la vida,
y a veces tan fría que dejas inconsciente.
Y al final me da igual...

Y yo se que no hay sentido,
que todo lo que he sentido no es real.
Y no encuentro las palabras,
tanta mierda por la boca se me va.

Yo te puse el corazón a tres por cuatro,
me dejaste bien de hueco
y me metí hasta el final.
Me dejaste bien vacío en dos sentidos,
y ahora todo yada igual.

He tenido el privilegio y la fortuna
de quitarte la armadura
un segundo nada más.
Vaya escudo más bonito te has echado,
mira, es de hormigón armado,
muy difícil de pasar.

Y tú a veces tan caliente que desbordas mis pasiones,
y a veces tan decente que me toca los cojones.
Y al final me da igual.

Tantos sueños han caido a la basura
que ahora mismo no me atrevo a reciclar.
Si es que una canción me cuesta más dinero
que decirle al mundo entero
que no sé ni dónde estás.

Yo te puse el corazón a tres por cuatro,
me dejaste bien de hueco
y me metí hasta el final.
Me dejaste bien vacío en dos sentidos,
y ahora todo quedó atrás.

Me pongo, me digo,
me tiro de los pelos y maldigo.
Despierto, me estiro,
me miro en el espejo y no he dormido.
Me tiro, me giro,
y tengo ya hasta el culo a mis amigos.
Me salgo, me río,
me vuelve la razón y estoy perdido.
Me pongo, me digo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario